No tenía una cara bonita, ése era el problema.
Era una cara para vivir con ella un día tras otro.
Una cara para toda la vida.
Graham Greene


Friday, 14 January 2011





- "y de repente, lo que nunca te habrías imaginado. lo pintas todo muy perfecto, haces un dibujo de hasta el mínimo detalle y te lo aprendes de memoria.
un día, sin querer, se te cae y se arruga un poco. pero no pasa nada, tu lo planchas fuerte con las palmas de las manos y apenas se nota.
otro día, sin saber ni como, se le rompe una esquinita. pero el dibujo sigue intacto así que la pegas con un poco de fiso y no pasa nada.
pero poco a poco, no para de estropearse hasta que llega un momento en el que no te queda más fiso y tu te niegas a admitir que hay que tirar el dibujo, que ya no vale.
y no puedes, porque ese es y no otro, el dibujo perfecto. nadie puede cambiar eso y por eso no estas dispuesta a perderlo.
¿lo entiendes ahora?"
- "no mucho"
- "pues ojalá no lo llegues a entender nunca."

1 comment:

  1. Maravilloso, por desgracia yo si lo entiendo.

    ReplyDelete